Resistimos para vivir, marchamos para transformar" 
  • Inicio
  • /
  • Historia
  • /
  • Antecedentes y Etapas de Desarrollo del MSM
  Antecedentes y etapas de desarrollo del MSM
  • El recrudecimiento del conflicto armado en El Salvador en la década de 80, y las fuerzas guerrilleras en el  área rural tomando control en pueblos y montañas,  las organizaciones de la sociedad civil ganando terreno en la ciudad, las mujeres vimos  la necesidad de  reunirnos  bajo la convicción de que era preciso luchar por todas aquellas mujeres que estaban solas con sus hijos/as y la carga doméstica, las que tenían que salir adelante mientras sus maridos se incorporaban a la lucha guerrillera, o a la fuerza eran llevados a prestar servicio militar (Reclutamiento forzoso) Es precisamente este cúmulo de condiciones las que impulsaron a las mujeres a dar el salto de calidad organizándose he incorporándose a la lucha.

  • Las mujeres de barrios populares y   comunidades marginales de la periferia del gran San Salvador, entre ellas profesionales sindicalistas crearon la Asociación pro Mejoras de la Mujer y la niñez (A.P.M.N.), quienes analizaban la situación de las mujeres en ese momento. Llagando a  la necesidad de crear una organización más amplia que integrara a las mujeres del campo y la ciudad pues vivíamos los mismos problemas aunque en diferentes condiciones.

  • Esta asociación se fue fortaleciendo con el trabajo voluntario de mujeres que apoyaban, organizándose en equipos de trabajo, desarrollaban talleres en las comunidades en la periferia de San Salvador, gestionaban recursos - víveres, planificaban rifas, se recolectaba dinero con las mujeres del mercado para  la sobrevivencia de la organización y de algunas de las mujeres para poder movilizarse, instalando tiendas comunitarias es importante reconocer el nivel de solidaridad que  en ese entonces existía.

  • Los principales problemas que enfrentábamos en ese momento era la inseguridad, el trabajo compartimentado que nos obligaba a actuar de forma   clandestina, la falta de recursos económicos, la persecución e irrespeto a los Derechos Humanos, esta situación nos llevó a  unir fuerzas con las mujeres del campo que estaban viviendo en carne propia los combates y desplazamientos en sus comunidades y departamentos después de muchas reuniones, debates decidimos  implementar una lucha política, ideológica organizada.