31 años aportando al desarrollo local y a la equidad entre los géneros en El Salvador

Antecedentes y Etapas de Desarrollo del MSM

  • El recrudecimiento del conflicto armado en El Salvador en la década de 80, y las fuerzas guerrilleras en el  área rural tomando control en pueblos y montañas,  las organizaciones de la sociedad civil ganando terreno en la ciudad, las mujeres vimos  la necesidad de  reunirnos  bajo la convicción de que era preciso luchar por todas aquellas mujeres que estaban solas con sus hijos/as y la carga doméstica, las que tenían que salir adelante mientras sus maridos se incorporaban a la lucha guerrillera, o a la fuerza eran llevados a prestar servicio militar (Reclutamiento forzoso) Es precisamente este cúmulo de condiciones las que impulsaron a las mujeres a dar el salto de calidad organizándose he incorporándose a la lucha.
  • Las mujeres de barrios populares y   comunidades marginales de la periferia del gran San Salvador, entre ellas profesionales sindicalistas crearon la Asociación pro Mejoras de la Mujer y la niñez (A.P.M.N.), quienes analizaban la situación de las mujeres en ese momento. Llagando a  la necesidad de crear una organización más amplia que integrara a las mujeres del campo y la ciudad pues vivíamos los mismos problemas aunque en diferentes condiciones.
  • Esta asociación se fue fortaleciendo con el trabajo voluntario de mujeres que apoyaban, organizándose en equipos de trabajo, desarrollaban talleres en las comunidades en la periferia de San Salvador, gestionaban recursos - víveres, planificaban rifas, se recolectaba dinero con las mujeres del mercado para  la sobrevivencia de la organización y de algunas de las mujeres para poder movilizarse, instalando tiendas comunitarias es importante reconocer el nivel de solidaridad que  en ese entonces existía
  • Los principales problemas que enfrentábamos en ese momento era la inseguridad, el trabajo compartimentado que nos obligaba a actuar de forma   clandestina, la falta de recursos económicos, la persecución e irrespeto a los Derechos Humanos, esta situación nos llevó a  unir fuerzas con las mujeres del campo que estaban viviendo en carne propia los combates y desplazamientos en sus comunidades y departamentos después de muchas reuniones, debates decidimos  implementar una lucha política, ideológica organizada.

Surgimiento de la  nueva estructura de lucha  de las mujeres (1988)
  • Como primera acción conjunta convocamos a mujeres de las diferentes zonas y comunidades del país con quienes ya veníamos coordinando esfuerzos a una asamblea general, La APMN ( Asociación pro mejoras de la mujer y la niñez)  tenía vínculos con mujeres del campo, mujeres que vivían en los refugios: por ejemplo, el comité de la cooperativa “Nuevo Amanecer”, La Libertad, fue conformado por mujeres que, junto con su familia, huyeron de la represión a principios de los ochenta (en su mayoría del departamento de San Vicente).

  • La situación de las mujeres que vivían en zonas conflictivas, se enfrentaban cada día a la represión, la captura, tortura y el desaparecimiento forzoso por parte  del ejército gubernamental, la falta de tierra para cultivar,  la muerte o salir herida a causa de los ataques y bombardeos indiscriminados. Mujeres del Bajo Lempa, Norte de San Miguel, Cabañas etc.

  • En el ambiente hostil de la guerra civil y en plena ciudad capital, el 26 de febrero de 1988 celebramos la Asamblea General donde se constituyó el Movimiento Salvadoreño de Mujeres (MSM), agrupando desde su origen mujeres representativas de  San Vicente, Cabañas, Norte de San Miguel, Suchitoto, Berlin, San Juan Buena Vista, El Bajo Lempa y San Salvador;  mujeres obreras de fábricas, vendedoras de mercado y ambulantes, mujeres lideresas de comunidades marginales  profesionales  y mujeres Sindicalistas organizadas en COFEDYDES Y APMN.

Inicialmente,  la estructura de MSM se conformó por secretarias, coordinadora general, Secretaria de relaciones y gestión estas responsabilidades las asumieron mujeres de APMN y COFEDYDES, tres comités del campo en representación de la Libertad,  norte de San Miguel y Sisiguayo. Este equipo fue el encargado de trabajar la carta de Principios que contenía, su naturaleza, sus objetivos, reivindicaciones, y la propia estructura organizativa; y una compañera arquitecta trabajo nuestro logo y papel membretado.

  • El MSM se caracterizó por ser un organismo de mujeres con planteamiento independiente y de conducción propia, que lucha, por la igualdad entre los  géneros, la equidad  y justicia  social, se identifica principalmente con las mujeres del pueblo, con quienes trabajan por la construcción de una nueva sociedad donde prevalezca  la paz sobre la violencia, la justicia sobre las desigualdades, el desarrollo sobre la pobreza y el respeto a las diferencias sobre la discriminación.   La base social que constituye  la organización está formada por todas aquellas mujeres y jóvenes  que se identifican con el proyecto social.

Etapas de desarrollo del MSM

  • Primera etapa (1988 – 1994): Nacimiento a la lucha  política, Social y Económica.

    • Creamos el MSM, elegimos una estructura funcional comprometida con la lucha por el respeto a los derechos humanos  la justicia social y la lucha de clases, nos fuimos incorporando a la lucha del movimiento social, a las manifestaciones de calle  para exigir diálogo y negociación.  Una de las primeras actividades en las que  como MSM participamos fue la movilización del primero de mayo de 1988  a la que se incorporó también un bloque de niños y niñas organizados en el “Movimiento Salvadoreño de Cipotes” (MSC),  tuvimos que hacer un trabajo de atención  especial a la niñez pues estos siempre acompañaban a su madre o padre a las actividades en San Salvador y se consideró que lo mejor era organizarlos para protegerlos.

      En junio de ese mismo año el MSM ofreció su primera conferencia de prensa dando a conocer la posición de las mujeres ante la situación de inseguridad y represión que estábamos viviendo. Creado el MSM fue necesario contar con un espacio físico donde reunirnos y organizar nuestro trabajo; en esos tiempos  no era fácil que alguien alquilara un pequeño espacio para funcionar como oficina de una organización. Para respaldar nuestra necesidad de alquiler de casa para el funcionamiento de MSM, contábamos con personas aliadas que tenían trabajo, pues era un requisito que los dueños nos pedían, uno de los primeros lugares donde se instaló el Movimiento Salvadoreño de Mujeres, fue en el edificio Méndez Moreno, cerca del redondel de la Iglesia Don Rúa

    • El MSM por su compromiso y lucha es  reconocido e invitado  a participar  al Debate Nacional Por la Paz, un esfuerzo de amplia participación, que en su mayoría estaba integrado por estructuras masculinas  sin embargo  fuimos elegidas para formar parte del  Comité Permanente del  Debate Nacional (CPDN), espacio que jugó un rol  importante en la búsqueda de soluciones a los múltiples problemas de la población así como en el acercamiento de las partes en conflicto al diálogo y negociación. Desde su fundación, el MSM abanderó  la lucha para exigir la paz con justicia social, destacando la importancia de la participación y representación  de las mujeres en el  proceso.

    • En septiembre del 88 se realizó, durante tres días, en la Universidad de El Salvador UES el “Primer Encuentro de las Mujeres Salvadoreñas”. Un gran esfuerzo organizativo con la participaron de mujeres de todos los sectores. Como resultado de  este trabajo surgió la Coordinadora de Organismos de Mujeres (COM), finalizando con una marcha  pasando frente a la ex Embajada Norte Americana como una muestra de repudio por la ayuda millonaria que a diario enviaban al Gobierno para financiar  la guerra. Alma Luz Jaime, secretaria de organización  del MSM en ese entonces, se dirigió a los soldados que resguardaban  la Embajada Norteamericana haciéndoles un llamado como mujer y madre,   que eran parte del mismo pueblo pidiéndoles que no  reprimieran a sus propios hermanos. Es muy importante reconocer la fuerza de las organizaciones sociales, sus niveles de coordinación y unidad que  permitía la acción conjunta.

    • En las fiestas navideñas y de año Nuevo de 1988-1989 se incrementó el reclutamiento forzoso: El MSM propuso a las demás organizaciones de mujeres y a los organismos humanitarios una marcha que concluyera frente al cuartel de la Primera Brigada de Infantería.

    • El 6 de enero de 1989, se desarrolló la marcha hacia el Cuartel San Carlos, 1º. Brigada de infantería, en todo el recorrido nuestras consigas y demandas estaban dirigidas a denunciar el reclutamiento forzoso, al estar  frente al cuartel  estos abrieron los portones para que entráramos, de repente salió un batallón de soldados disparando  sobre nuestras cabezas, algunas lograron escapar pero, un número aproximado de 40 mujeres incluida Isabel López entonces Secretaria de Relaciones y gestión y unos 20 hombres fueron capturados y  retenidos en el cuartel durante tres días, otras pasaron a la policía Nacional de ese entonces en vías de investigación. La mayoría de estas mujeres sufrieron toda clase de violación a sus derechos, empezando por las violaciones sexuales de las que fueron objeto, fichadas como subversivas,  sometidas a interrogatorios permanentes. Finalmente gracias a las protestas nacionales e internacionales fueron liberadas.

    • Las personas capturadas cuando quedaban en libertad, firmaban obligatoriamente un acta donde se les acusaba de atentar contra el Estado y la paz social, nadie sabía lo que firmaba pues no se permitía leerla. Una menor de edad, de la cooperativa “Nuevo Amanecer”, quedó en el Centro de reclusión de menor Norma Virginia  unos 15 días.  Después de constantes  denuncias y la gestión de Tutela Legal del Arzobispado fue liberada.

    • El gobierno de turno (José Napoleón Duarte) y todo su aparato continuaban con la represión contra el pueblo. En octubre, mientras la dirigencia de FENASTRAS realizaba una reunión en su local, les colocaron bombas potentes que destruyeron gran parte de su edificio  recién construido, ahí murieron  13 de sus miembros incluida su máxima dirigente Febe Elizabeth Velázquez. A pesar del estado represivo las organizaciones continuaban  muy activas, arriesgando  la vida en un  clima de terror: se sentía un ambiente hostil y se presentía lo peor.

    • Para el 11 de noviembre de 1989 las compañeras de MSM tenían planificadas   actividades recreativas en una de las comunidades, días antes habíamos  inaugurado una Despensa Popular, desarrollábamos unos cursos de corte y confección y primeros auxilios y por ello, varias  compañeras de M.S.M. se encontraban en las comunidades desarrollando las actividades, otras tenían una reunión en casa de un sindicalista ambos lugares llegó la Policía de Hacienda y capturo a todas y todos.

    • Posteriormente, se supo que ese día se realizaron capturas por toda la capital, en el marco de la ofensiva del FMLN “Hasta el tope” y hasta el fondo Noviembre 1989”, fueron días muy difíciles, todas las personas eran sospechosas, la mayoría de las mujeres dirigentes de MSM fueron perseguidas y encarceladas algunas dieron su vida en esta lucha y otras por la situación tuvieron  que  salir del país. En enero de 1990, las compañeras retoman la lucha, el proceso de diálogo y negociación se fortalecía cada día más, esto exigía un mayor accionar del movimiento social y posicionar sus demandas, una de las principales demandas del Movimiento Salvadoreño de Mujeres, fue el cese al reclutamiento forzoso la otra era el derecho a la tierra incluyendo a las mujeres bajo la consigna tierra para quienes la trabajan junto a las mujeres y su grupo familiar  nos movilizamos para incidir en los tomadores de decisión hasta lograrlo.